Cómo afecta el clima laboral a tu empresa y cómo mejorarlo

Cómo afecta el clima laboral a tu empresa y cómo mejorarlo

Uno de los objetivos más prioritarios en las empresas es saber cómo mejorar la productividad de sus empleados. El clima laboral se posiciona como uno de los principales condicionantes a la hora de influir en la productividad y también en la satisfacción de los empleados. En este artículo encontrarás consejos para mejorar el clima laboral en tu empresa y obtener así todas las ventajas que esto supone.

¿Qué es el clima laboral?

El clima laboral está formado por las sensaciones e impresiones de los empleados respecto al ambiente de trabajo que hay en su empresa. Este va mucho más allá de los horarios de trabajo y los salarios de los empleados, los aspectos emocionales toman especial relevancia.

En las empresas, el clima laboral influye de forma directa en el desempeño de los empleados. Si nuestra compañía goza de un agradable clima de trabajo, es más probable que nuestra plantilla sea más eficiente. Esto, a su vez, repercute en la retención de talento y en el employer branding.

Cómo afecta a la salud mental de los trabajadores

Las empresas deben hacer especial hincapié en fomentar un buen clima laboral. Un lugar donde trabajar no suponga una odisea y los empleados puedan desarrollarse profesionalmente.

Si en nuestra organización se respira un clima laboral negativo es más probable que nuestros empleados estén desmotivados y que esto afecte no solo a su desempeño laboral, también a su bienestar psicológico, poniendo en peligro la salud mental del trabajador.

Los empleados que no se sienten a gusto en su lugar de trabajo debido a un mal ambiente laboral pueden sufrir mayor estrés y ansiedad que el resto. Esto podría derivar en síndromes como el burnout, provocando un desgaste a nivel personal y profesional.

Factores que pueden verse afectados por un mal clima laboral

Además de poder afectar a la salud mental de los trabajadores, la falta de un clima laboral favorable podría repercutir en la consecución de objetivos y disminuir la competitividad de nuestra empresa.

La capacidad de retener talento de la compañía también puede verse afectada si los trabajadores no se sienten cómodos ni parte de la empresa. Lo que a su vez puede repercutir en los proyectos que necesiten cooperación y trabajo en equipo.

El employer branding también corre peligro ante un mal ambiente de trabajo. Los empleados no solo buscan un buen salario y puesto, también un lugar donde estén a gusto trabajando. Si este hecho no se produce y los propios trabajadores no hablan bien de la empresa, la compañía podría tener problemas a la hora de atraer talento.

Consejos para mejorar el clima laboral

Una de las grandes problemáticas es la falta de comunicación interna. Esta comunicación entre la plantilla y sus jefes de equipo o responsables debe ser fluida de tal forma. De esta forma las dudas o problemas que surjan podrán resolverse fácilmente. Para ello, trabajar en canales y herramientas de comunicación interna ayudará en la organización y operatividad de la empresa.

Fomentar la motivación en el trabajo juega un papel muy importante en el beneficio del clima laboral. Un empleado que se sienta incentivado por sus buenas prácticas obtendrá un mejor rendimiento y su motivación será enriquecedora para todo el equipo.

Las labores de teambuilding son de gran utilidad para fomentar el compañerismo incluso entre los distintos departamentos. Estas actividades ayudan tanto a mejorar el clima laboral, como la motivación y el rendimiento antes nombrados.

Promover la transparencia de la empresa, no descuidar las instalaciones o apostar por la conciliación familiar son otros de los consejos que sumarán en la mejora del bienestar laboral de nuestros trabajadores.

Sobre el autor

Tamara Vargas

Periodista Digital aficionada al mundo de la tecnología y de la comunicación.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.