Cómo aplicar la inteligencia artificial en los RRHH

Cómo aplicar la inteligencia artificial en los RRHH

El término de inteligencia artificial es ya bien sonado en la sociedad actual, pero no todos saben definir qué aporta exactamente o cómo darle uso. Aplicarla en el área de los recursos humanos refleja cómo a través de la digitalización de la empresa, la inteligencia artificial permite mejorar la productividad y eficiencia del departamento.

¿Qué es la inteligencia artificial aplicada en los RRHH?

Para comenzar, la inteligencia artificial se define como la capacidad de las máquinas para llegar a aprender a través de la información reflejada en una base de datos. Esta capacidad simula un razonamiento similar al de la inteligencia humana, de ahí el término.

La inteligencia artificial se aplica a los recursos humanos con el objetivo de mejorar la gestión y los trámites del día a día. Si se integra de manera correcta en el departamento de RRHH, conseguirá que las empresas mejoren su rendimiento y productividad.

Gracias a la inteligencia artificial, los datos de la empresa se agrupan automáticamente según criterios que hayamos establecido. Lo que aporta información de utilidad para la empresa, como por ejemplo la productividad de los trabajadores.

Toda esta información de interés que se genera, podría no haber sido descubierta de otra forma. Por lo que la inteligencia artificial aporta información valiosa con la que poder generar nuevas estrategias en nuestra empresa a partir del análisis de los datos. Por lo tanto, apoya en la elaboración y ejecución de planes de mejora para la entidad.

Análisis de datos de una forma más objetiva

En el día a día, las entidades generan enormes cantidades de información y no hace falta ser una  gran empresa para que esto ocurra. Una pyme genera tal cantidad de datos que uno de sus mayores retos es saber qué hacer y cómo disponer esta información para analizarla.

La inteligencia artificial trabaja con un elevado número de datos de manera ordenada, clasificando la información de una manera más objetiva de la que podría hacerse de forma manual. Facilita así los procesos en los que los trabajadores de RRHH podrían dejarse llevar por criterios personales, como durante la selección de personal.

Automatización de tareas

Es tarea de la inteligencia artificial aliviar la carga de trabajo con la que puedan contar los profesionales del área de RRHH. Hacer manualmente tareas que podrían automatizarse, es invertir un tiempo del que no disponen en muchos departamentos.

Las funciones que se pueden automatizar son diversas. Desde los primeros pasos de un candidato en la nueva empresa: documentación, gestión de contratos… hasta poder gestionar su jornada mediante un cuadrante inteligente, reduciendo así la carga administrativa.

Si conseguimos automatizar buena parte de los procesos de RRHH, ahorraremos tiempo al que poder dedicar a otras tareas más estratégicas para nuestra empresa.

Digitalización de las empresas

La inteligencia artificial viene de la mano de la transformación digital. En la era que vivimos, donde casi todos los sectores ya han sido digitalizados, las empresas no deben quedarse atrás. Aquellas entidades que siguen utilizando papel y boli como método de gestión de personas, corren el riesgo de quedarse atrás y no poder competir con el resto.

Si empezamos la transformación digital desde el departamento de RRHH, conseguiremos implicar a toda la plantilla. Esto se debe a que comenzaríamos digitalizando los trámites que afectan a todos, como el control horario, la gestión de las vacaciones, etc. De esta manera, a partir del área de RRHH, la digitalización puede llegar a todos los departamentos de nuestra organización.

¿Supone una amenaza la inteligencia artificial para los puestos de trabajo?

La inteligencia artificial fue ideada para facilitar los procesos y conseguir una mayor productividad. Es importante que los profesionales supervisen el buen uso que se le otorga para conseguir los beneficios que esta ofrece.

Automatizando determinadas tareas conseguiremos alcanzar mayores objetivos de una forma más rápida y sencilla. Por lo tanto, la inteligencia artificial aplicada en recursos humanos no es ninguna amenaza, sino que supone un avance que nos permite abarcar mucho más en el departamento. Logrando un equilibrio entre tecnología y factor humano, lograremos superar obstáculos que de otra forma nos podría suponer más del doble de tiempo de nuestra jornada.

Sobre el autor

Tamara Vargas

Periodista Digital aficionada al mundo de la tecnología y de la comunicación.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.