¿Cómo calcular el coste de contratar un nuevo trabajador a la empresa?

¿Cómo calcular el coste de contratar un nuevo trabajador a la empresa?

Cuando una empresa está pensando en contratar a una nueva persona que incorporar al equipo, una de las dudas más habituales que surgen es qué coste supondrá el nuevo empleado a la compañía. Calcular el coste del trabajador para la empresa no es solo cuestión de tener en cuenta su salario. En este artículo hemos recogido todos los aspectos que te permitirán calcular todos los gastos. De esta forma sabremos si podemos asumir el coste real que implica contar con un nuevo trabajador.

Cuál es el coste laboral de un empleado

Aunque el cálculo no es complejo, un empleado no cuesta para la empresa tan solo el salario que cobre, también tenemos que tener en cuenta otros pagos.

Conocer todos los costes que supone nos ayudará a medir mejor nuestros objetivos y la estrategia del departamento de RRHH. Así sabremos si podemos hacer frente a una nueva contratación o más de una.

Generalmente el coste laboral que implica un empleado se agrupa de la siguiente forma:

  • 70% del coste está destinado al salario del empleado por el trabajo que realiza.
  • 20% se destina al pago de los seguros sociales, el pago de la Seguridad Social del trabajador.
  • 10% dirigido a la indemnización, prestación social o gasto en formación.

¿Qué tener en cuenta para la cuota a la Seguridad Social por parte de la empresa?

Para realizar las cuentas de cuál es la cuota de Seguridad Social que el empresario deberá pagar por cada nuevo trabajador a la Seguridad Social debemos tener en cuenta el convenio colectivo de nuestra empresa. Este convenio determina el importe del salario base, sus pluses y la base de contingencias comunes y profesionales.

Según cuál sea el tipo de contrato del empleado, su porcentaje de retenciones y cotizaciones, podemos calcular el coste que supone su Seguridad Social. Además de saber así el sueldo neto del empleado al restar las retenciones.

Otros aspectos clave para calcular el coste por trabajador

No todo se basa en el salario que recibirá el trabajador, la empresa debe ser consciente de otros factores determinantes en el coste.

Costes de reclutamiento

La selección de personal implica una serie de costes desde el inicio del proceso. El tiempo que invierten los reclutadores y otros miembros de la empresa en encontrar el perfil que mejor se adapta para la vacante supone tiempo y dinero para la empresa. Además, puede ser necesario el uso de materiales para la entrevista o incluso un local donde realizarlas.

Costes de formación

Una vez llegado el nuevo trabajador a la empresa, será necesario iniciar el proceso de formación y previamente su onboarding. El objetivo es lograr que el empleado se convierta en uno más en el menor tiempo posible, pudiendo aportar su máximo potencial.

A estos gastos de formación debemos sumarle los costes que supone el material de oficina y dar de alta al trabajador en todos los servicios que ofrezca la empresa.

Despido improcedente y otros imprevistos

No podemos olvidar que la llegada de un nuevo empleado también es la posibilidad de que este empleado se marche. Ante una situación de despido improcedente esto supondría un coste adicional a la empresa debió a la correspondiente indemnización y su finiquito.

Además, muchos expertos coinciden en incluir un margen de maniobra por si se produjesen casos como una incapacidad temporal por baja.

Las características y situación de cada empresa harán que existan variaciones en el cálculo, pero estos factores principales nos ayudarán a resolver la duda de cómo calcular el coste de la empresa para contratar a un nuevo trabajador.

Sobre el autor

Tamara Vargas

Periodista Digital aficionada al mundo de la tecnología y de la comunicación.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.