Cómo gestionar los cuadrantes de turnos de trabajo rotativos

Cómo gestionar los cuadrantes de turnos de trabajo rotativos

Es frecuente encontrar en la actualidad empresas que utilicen cuadrantes de turnos de trabajo rotativos. Estos posibilitan que la compañía funcione durante todo su servicio, llegando incluso a las 24 horas en determinados sectores. Diseñar los cuadrantes de turnos de trabajo rotativos puede ser un reto para el departamento de recursos humanos, por lo que hemos elaborado este artículo para explicar cuáles son sus claves y cómo realizarlo en tu empresa.

En primer lugar, ¿qué son los cuadrantes de turnos de trabajo rotativos?

Los turnos rotativos son aquellos que indican un horario de trabajo predeterminado que va modificándose a lo largo de un periodo de tiempo. Estos turnos pueden comprender jornadas de mañana, tarde y noche. De esta forma el trabajador no tiene un horario fijo, sino que va cambiando en el tiempo, pudiendo intercalándose con el resto de trabajadores de manera organizada. Los horarios suelen ir rotando de forma semanal.

Estos turnos de trabajo se plasman en un cuadrante de turnos que aporta de forma visual toda la información sobre los distintos turnos de nuestra plantilla.

Cuáles son los principales tipos de turnos rotativos

Para comprender mejor en qué consisten los turnos rotativos vamos a detallar cuáles son los que más se suelen encontrar en la actualidad en las empresas:

  • Turnos discontinuos. Son aquellos que comprenden mañana y tarde, teniendo los fines de semana como descanso.
  • Turnos semidiscontinuos. Comprenden mañana, tarde y noche, posibilitando la actividad también los sábados.
  • Turnos continuos. Se establecen en aquellas empresas que poseen un ritmo de productividad ininterrumpido, ya que comprenden mañana, tarde y noche los 365 días del año.

Qué son los patrones de turnos rotativos

Una vez conocidos los turnos rotativos y sus distintas tipologías, vamos a conocer cómo se reparten las distintas jornadas en base a ello mediante los patrones de turnos. Los patrones son la forma en la que se hace la rotación de los turnos, diseñados mediante esquemas. Estos permiten coordinar y gestionar de forma efectiva a los distintos trabajadores de la empresa y su rendimiento.

Según las características de las jornadas de trabajo podemos encontrar distintos tipos de patrones. Uno de los más conocidos es el patrón 5×2 sonde se puede trabajar en turnos partidos o rotativos de mañana y tarde de lunes a viernes. Otro de los patrones de turnos más extendidos es el 6×2, donde se trabajan 6 días, rotando entre los diferentes turnos de mañana, tarde y noche y librando dos días.

Uno de los patrones más complicados de calcular es el patrón 4×3 que se utiliza en largas jornadas de trabajo. Este turno comprende jornadas de trabajo de 10 horas diarias. Concentrar jornadas de trabajo más largas implica también un descanso mayor, por lo que en este turno se obtienen 3 días de descanso.

Agiliza la gestión de los cuadrantes de turnos rotativos en tu empresa

Las empresas que utilizan los turnos rotativos suelen presentar problemas en la gestión de horarios en su día a día. Además, deben tener en cuenta que se respeten las jornadas de descanso y distintos requisitos legales, por lo que las dificultades aumentan. Llevar a cabo un correcto control horario de cada trabajador de la plantilla mediante la digitalización de la herramienta os facilitará el cómputo de sus horas trabajadas en los distintos turnos.

Si a la herramienta de control horario le sumamos la utilización de un cuadrante inteligente en nuestra empresa facilitaremos y agilizaremos aún más nuestro cuadrante de turnos rotativos. Ya que los distintos turnos y las horas de trabajo realizadas se reflejarán en un cuadrante donde podremos ver de un vistazo el saldo de horas de nuestros trabajadores y su disponibilidad, así como hacer más sencilla la asignación de los días libres, sea cual sea el patrón de turno de trabajo. Si quieres conocer bien sus características en la actualidad, en este artículo te contamos 5 cosas del cuadrante de turnos que no sabías.

Existen diversas ventajas de contar con dichas herramientas de control horario y cuadrante que nos hará plantearnos si dar el paso hacia su implementación. Entre sus beneficios, además de facilitar la gestión, destaca la monitorización del trabajo de toda la plantilla, el control de las horas extra y la correcta asignación de turnos, sin que estos se solapen.

Sobre el autor

Tamara Vargas

Periodista Digital aficionada al mundo de la tecnología y de la comunicación.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.