Cómo notificar a los empleados sobre la obligatoriedad o no de la mascarilla

Cómo notificar a los empleados sobre la obligatoriedad o no de la mascarilla

La mascarilla deja de ser obligatoria en interiores, incluidas en los centros de trabajo. Así lo ha publicado el BOE en el Real Decreto 286/2022, de 19 de abril que ya ha entrado en vigor. Ahora, las compañías tienen que decidir qué hacer en sus centros de trabajo y trasladar su decisión a los empleados. Te contamos en este artículo todo lo que debes saber sobre el fin de la obligatoriedad de la mascarilla en las empresas y sus empleados y cómo comunicarlo correctamente con los equipos. ¡Toma nota!

Sin obligatoriedad de llevar mascarillas en interiores

Tras dos años con el uso obligatorio de mascarillas, el Consejo de Ministros ha aprobado la nueva norma que elimina la obligación de llevar mascarillas en interiores. A excepción de los centros sanitarios, sociosanitarios y en el transporte público, donde seguirá siendo obligatorio su uso.

A pesar del fin de la obligatoriedad, el Ministerio de Sanidad y las comunidades han recordado algunas pautas de las que no podemos olvidarnos. Entre ellas, tener en cuenta la separación existente entre los trabajadores, la ventilación de las instalaciones y el cuidado hacia los trabajadores más vulnerables. Pueden darse una serie de orientaciones, pero estas no son obligaciones en ningún caso. En definitiva, primará el sentido común.

¿Y la obligatoriedad de mascarillas en los centros de trabajo?

El real decreto deja en manos de cada empresa la decisión de si sus trabajadores podrán olvidarse del uso de las mascarillas o si seguirá siendo obligatorio llevarlas. Son los departamentos de riesgos laborales de las compañías quienes tienen que tomar la decisión. Para ello, deben evaluar y valorar si es preciso su uso, en función del riesgo de cada puesto de trabajo.

De esta forma, los servicios de prevención de riesgos deben evaluar cada puesto y centro de trabajo para tomar una decisión. En el supuesto de que sea obligatorio su uso, deberán concretar y demostrar el riesgo para argumentar su obligatoriedad en función de las leyes de prevención.

Las empresas están tomando distintas decisiones al respecto. Algunas de ellas han decidido mantener de momento las cosas como estaban y seguir llevando mascarillas. Otras compañías han optado por que sea voluntario, dejando que los propios empleados decidan qué quieren hacer cada uno.

¿Cómo comunicar a todos los trabajadores la decisión del uso de las mascarillas?

Es la empresa quien debe comunicar a sus empleados si sigue existiendo la obligatoriedad de la mascarilla en sus centros de trabajo o si no. Esta comunicación puede ser un pequeño problema para equipos deslocalizados o plantillas numerosas.

Muchas empresas pensarán en mandar un correo electrónico a sus empleados y dar por concluida así esta comunicación. Pero entonces pueden llegar los típicos problemas: “a mí no me ha llegado”, “no me saltó la notificación”, “ya no uso el mismo correo”. Entonces, ¿cómo podemos notificar correctamente a todos los trabajadores sobre cuál es la decisión de la compañía?

Haciendo uso del email certificado conseguiremos comunicar a todos los empleados el nuevo protocolo y que estos reciban toda la información en su móvil. Pero no todo queda ahí. En TramitApp diseñamos esta herramienta para poder facilitar todo tipo de comunicaciones corporativas, asegurando su envío y recepción. ¿Cómo es esto? Hasta ahora puede parece un correo convencional, pero con esta herramienta obtendremos una certificación que irá rellenándose automáticamente con los datos del envío, entrega y apertura por parte de cada trabajador. Por lo tanto, la empresa podrá consultar a tiempo real qué empleados lo han recibido y accedido a la comunicación ya.

correo_certificado_mascarilla

De esta forma, haciendo uso del email certificado podemos notificar cualquier tipo de comunicaciones de empresa, como la obligatoriedad o no de la mascarilla y quedarnos tranquilos de haber cumplido esta labor informativa. Ya que, para mayor seguridad, el email certificado cuenta con una validez legal equivalente a la de un burofax en un juicio gracias al sellado de tiempos.

Sobre el autor

Tamara Vargas

Periodista Digital aficionada al mundo de la tecnología y de la comunicación.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.