Conoce la importancia del compliance laboral para tu empresa

Conoce la importancia del compliance laboral para tu empresa

El compliance laboral está tomando mayor protagonismo en las empresas. Conocida la figura del compliance officer como profesional en la prevención de los posibles delitos laborales, el compliance laboral no solo se queda ahí. En este artículo te contamos todo lo que contempla el compliance laboral de manera detallada, su importancia en la empresa y todo lo que necesitas saber para facilitar su implementación desde recursos humanos.

¿Qué es el compliance laboral?

El compliance laboral son las acciones que realiza la empresa con el objetivo de cumplir con todas las normativas legales que les atañe y evitar sanciones judiciales por incumplimiento.

En definitiva, con ello se gestiona que la empresa no esté realizando un incumplimiento normativo en sus actividades del día a día ni en ningún tipo de labor.

Para asegurar la correcta aplicación del compliance laboral, los protocolos se encuentran estandarizados. La norma ISO 19600 de Sistema de gestión de compliance es una de las más normativas internacionales más conocidas en referencia con este compliance laboral.

Qué aspectos compite al compliance laboral

Debemos tener claro que el compliance busca un entorno de trabajo seguro, referido a que la empresa corra los menores riesgos posibles en materia de cumplimiento normativo. Para ello, el compliance laboral influye en multitud de cuestiones y aspectos del funcionamiento de una empresa. Por ejemplo, en las nuevas tecnologías que se utilicen en el entorno laboral, la protección de datos de los trabajadores, la prevención de riesgos laborales o la igualdad de género y la no discriminación en la empresa, promoviendo un clima laboral positivo.

El compliance laboral no solo debe buscar un entorno de cumplimiento normativo, también debe incorporar en la empresa códigos de conducta o buenas prácticas. Estos deben regular los comportamientos dentro de la empresa estableciendo las bases de la cultura empresarial y su filosofía y canales de denuncia interna (la llamada directiva whistleblower).

¿Quién se encarga de realizar estas funciones?

Para cumplir con las tareas que requiere el compliance laboral, existe la figura del Compliance Officer. Este viene a ser el profesional encargado de vigilar el cumplimiento normativo de la compañía y estar al tanto de los últimos cambios legales.

Además, también es su labor realizar revisiones periódicas para analizar cómo se llevan a cabo los procesos y tareas de la empresa. Por si estuviese cometiéndose alguna falta donde pueda la compañía recibir sanciones.

Una de las labores del día a día más habituales donde el compliance officer debe estar atento  es en el cumplimiento del control horario. Existen trabajadores que no se lo toman en serio o no fichan su jornada laboral. Por lo que hay que poner especial atención a que todo esté realizándose según la normativa por si la empresa recibiese una inspección.

¿Qué puede acarrear no tener en cuenta el compliance laboral?

Si tu compañía no ha tenido nunca en cuenta esta figura o no ha puesto sus esfuerzos en el compliance laboral, puede resultarle tedioso preocuparse ahora por ello. Pero el incumplimiento de la legislación vigente en materia laboral puede suponer distintos problemas para las empresas, del que puede salvarnos el compliance.

  • Imposición de sanciones legales. Ya sea por parte de la inspección de trabajo o ante la demanda de un empleado por no haberse cumplido su contrato laboral o lidiado con su bienestar en la empresa.
  • Pérdidas económicas. Ante las sanciones legales y otros imprevistos que podamos tener con el cambio de las normativas, las pérdidas económicas pueden poner a la empresa contra las cuerdas.
  • Pérdida de reputación. La imagen de la compañía es clave hacia los propios trabajadores y hacia los clientes o terceros implicados. Una vez perdida la reputación de la compañía ante algún incumplimiento, recuperarla será una tarea mucho más complicada que el haberla mantenido correctamente.
  • Declaración de nulidad o improcedencia. Esto puede suceder ante determinadas decisiones de la empresa en el entorno laboral. Debemos saber qué estamos haciendo en cada momento y si esto cumple con la normativa, ya que de nosotros dependerán nuestros equipos de trabajo.

 

Sobre el autor

Tamara Vargas

Periodista Digital aficionada al mundo de la tecnología y de la comunicación.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.