Descubre la importancia del Data Integrity en las empresas

Descubre la importancia del Data Integrity en las empresas

Las empresas saben que los datos que generan en el día a día es uno de sus activos más valiosos, ya que vivimos en una era en la que los datos son determinantes. Pero lo más importante es que estos datos sean de calidad y estén bien almacenados. Aquí es donde entra en juego el Data Integrity, que busca la seguridad de esta información y se posiciona como una prioridad para las entidades reguladoras en Europa. Si aún no sabes de qué hablamos es importante que sepas cómo debes proteger los datos de tu empresa.

¿Qué significa Data Integrity?

Podemos traducir Data Integrity como la integridad de los datos. Con este término nos referimos a garantizar la seguridad de la información almacenada en una base de datos además de su fiabilidad. En plena revolución digital, mantener esta integridad de los datos es una misión para las empresas, debido a que tratan todos los días con información sensible.

Data Integrity busca garantizar el correcto almacenamiento y la integridad física y lógica de los datos. Con integridad física nos referimos al propio almacenamiento de los datos en una plataforma que sea fiable y segura. Mientras que la integridad lógica concierne a que la información sea precisa, correcta y no pueda modificarse.

Estos datos generados es importante que cumplan con los estándares necesarios. Entre los más importantes destaca los del Reglamento General de Protección de Datos, más conocido como GDPR.

La importancia de cuidar la integridad física y lógica

La integridad física nos lleva a ver cómo se almacenan los datos y de qué forma se pueden recuperar en cualquier momento. Es importante que desde la empresa se sea consciente de los riesgos a los que se expone este tipo de integridad. Entre ellos, puede ocurrir que se pierda información por un corte eléctrico en una instalación, un error humano o por un ciber ataque hacia la base de datos. Por otro lado, la integridad lógica trata de proteger a los ataques de hacerks o errores humanos que pueden poner en peligro la información.

Por qué debes mantener la integridad de los datos en tu empresa

Cada día las empresas trabajan con multitud de datos que se transfieren, modifican, replican y alteran entre los distintos empleados. Esto puede poner en peligro la integridad de la información. Por ello necesitamos tener estándares que puedan verificar los errores y la validación de los datos.

Si la empresa no cuenta con sistemas de Data Integrity, será difícil que podamos preservar al 100% la integridad del dato. Las empresas son cada vez más conscientes de la relevancia de esto, por lo que están más concienciados en garantizarlo mediante sistemas informatizados o herramientas de gestión en la nube. Estas plataformas mantienen los datos siempre actualizado y almacenados de forma óptima y segura, ofreciendo una visión a tiempo real.

Cómo ayudar a preservar la integridad de los datos en mi empresa

Además, existen una serie de tareas que podemos realizar para mantener al día la integridad de los datos:

  • Llevar a cabo una limpieza y mantenimiento de los datos de forma regular.
  • Usuarios capacitados para el mantenimiento de los datos. Debemos hacer responsables a los usuarios para que ingresen y mantengan los datos de forma correcta.
  • Establecer reglas de validación de datos. De esta forma se controlará y restringirá determinados valores que los usuarios puedan introducir en el sistema.

Como vemos, llevar a cabo rutinas de verificación y validación de errores en la empresa puede ayudarnos a garantizar que la información no se vea comprometida. Pero no podemos olvidarnos de la importancia de cumplir sí o sí con los estándares necesarios para que mantener la integridad de nuestros datos no sea misión imposible. Hemos preparado un artículo en el que te explicamos cómo desde TramitApp ayudamos a cumplir con la GDPR. ¡Échale un ojo y asegura la integridad de tus datos!

Sobre el autor

Tamara Vargas

Periodista Digital aficionada al mundo de la tecnología y de la comunicación.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.