El turno antiestrés y sus ventajas e inconvenientes en la implementación

El turno antiestrés y sus ventajas e inconvenientes en la implementación

Los horarios de los empleados se organizan en distintos turnos de trabajo que estipula la empresa. El trabajo por turnos puede aumentar el estrés de los trabajadores al estar relacionado con problemas de sueño y fatiga. Para intentar paliar los efectos adversos del trabajo a turnos nace el turno antiestrés. En este artículo veremos sus características y te explicaremos todo lo que debes conocer antes de aplicarlo en tu empresa.

La problemática de los turnos de trabajo

Gran parte de la población dispone de un horario con turnos durante su jornada laboral. Según las investigaciones realizadas en los últimos años, realizar turnos de trabajo provoca un gran número de consecuencias negativas en la salud de los empleados desde el punto de vista psicológico.

Muchas empresas optan por estos turnos como una forma de organizar al personal para poder ser más productivos y ahorrar costes. Pero lo que puede acarrear es un menor rendimiento de los empleados debido a perjudicar en el bienestar de los empleados en vez de producir mejoras a niveles de conciliación. Factor que se ve agravado en el caso de los turnos nocturnos que puede perjudicar en mayor medida al empleado y a sus ritmos del sueño.

Por ello las compañías buscan otras alternativas a los turnos tradicionales que no implique esa serie de inconvenientes. A raíz de ello, una de las opciones de turnos más sonados a día de hoy son los turnos antiestrés.

¿Qué es un turno antiestrés?

Existen distintos tipos de turnos que se pueden aplicar a cada empresa según las características de esta. Entre ellos, el turno antiestrés, también conocido como turno ecológico, se posiciona como uno de los más utilizados en organizaciones..

El turno antiestrés es una herramienta de organización empresarial que tiene como objetivo minimizar los efectos negativos que produce el trabajo a turnos en los empleados. Estos efectos negativos dañan la salud del empleado pudiendo llegar a generarse un mayor nivel de estrés, trastorno del sueño, fatiga crónica o síntomas depresivos.

Beneficios de los turnos antiestrés

Muchos turnos se rigen por un ciclo establecido alternando entre mañana, tarde, noche o variantes según los horarios de la empresa. Lo que se busca así es tener una rápida rotación de turnos sucedidos con la que los empleados puedan ir alternando. Estos turnos antiestrés garantizan que nunca se trabaje más de dos noches seguidas o que pasen al menos 24 horas entre dos turnos distintos de trabajo. Buscando así favorecer el descanso del trabajador y disminuyendo las problemas que implican los turnos de trabajo. Está comprobado que los turnos antiestrés provocan menores distorsiones en el reloj biológico que los turnos tradicionales donde un empleado trabaja semana seguidas con el mismo turno de mañana, tarde o noche.

Inconvenientes de los turnos antiestrés

Los patrones que va alternando este tipo de turnos tienen como duración 8 o 10 días. Por lo tanto, no coincide con la duración de una semana o 5 días de trabajo. Esto significa que la rotación irá variando a lo largo de las semanas naturales de trabajo.

Para los responsables de RRHH que organizan los turnos es todo un reto administrarlos de forma equitativa entre todos los empleados que componen la plantilla. Cuadrar los horarios de trabajo, junto con los días de libranza, festivos y otras condiciones bajo unos turnos tan rotativos puede llegar a suponer un problema de gestión.

Contar con un gestor de turnos  que se adapte a nuestra compañía facilitará estas gestiones, por lo que la rotación deja de ser un problema para las empresas que busquen implementar los turnos antiestrés.

¿Es aplicable el turno antiestrés a mi empresa?

Optar por un turno antiestrés que se adapte a la entidad y a sus trabajadores, aportará un mayor equilibrio para toda la plantilla. Entonces, ¿por qué no todas las empresas lo implementan?

El ciclo que pongamos de turnos de trabajo debe estar ajustado según la plantilla que dispone la empresa. Por lo tanto, si en tu empresa no existen diferentes personas para poder cubrir o suplirse unas a otras, este ciclo no podría aplicarse al no cubrir con la demanda de la compañía.

Si además no llevamos a cabo una adecuada gestión de los turnos de nuestra plantilla, podríamos estar teniendo problemas de organización de personal que podrían solucionarse.

Esperamos que te haya resultado interesante leer acerca de los turnos antiestrés. Te animamos además a conocer cómo gestionamos desde TramitApp los turnos de trabajo para optimizar el tiempo de tu organización y el departamento de Recursos Humanos.

Sobre el autor

Tamara Vargas

Periodista Digital aficionada al mundo de la tecnología y de la comunicación.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.