Estos son los patrones de los turnos rotativos más utilizados

Estos son los patrones de los turnos rotativos más utilizados

Para organizar el trabajo y las demandas productivas de las empresas es habitual emplear turnos rotativos. Estos turnos de trabajo pueden variar en función del sector en el que nos encontremos y las características de la entidad.  Los llamados patrones de turnos rotativos estipulan los horarios cambiantes de entrada y salida del trabajo, asegurando una organización adecuada del personal. Si te has planteado alguna vez cómo hacer los turnos de trabajo, este es tu post. En este artículo explicaremos qué tipos existen y cómo cada empresa elige cual aplicar según sus características.

¿Qué son los turnos rotativos?

Sabemos que los turnos de trabajo son una manera de organizar a la plantilla para que la empresa pueda realizar su actividad. Al rotar a los trabajadores, estos pueden ser más productivos y a la compañía le permite ahorrar costes de contratar a más personal para cubrir todas las horas de la jornada. Para explicar los turnos rotativos debemos irnos primero a la definición del trabajo a turnos según el Estatuto de los trabajadores en su artículo 36.

“Se considera trabajo a turnos toda forma de organización del trabajo en equipo según la cual los trabajadores ocupan sucesivamente los mismos puestos de trabajo, según un cierto ritmo, continuo o discontinuo, implicando para el trabajador la necesidad de prestar sus servicios en horas diferentes en un periodo determinado de días o de semanas”.

A pesar de que existen diferencias entre los turnos rotativos, todos ellos cuentan con un horario cambiante donde se estipula la entrada y salida del empleado. Estos cambios que van sucediéndose a lo largo de los días o semanas deben ser notificados con cierta antelación al empleado. Existen diferentes opciones para organizar los turnos rotativos, pero en cada uno de ellos estos deben ser imparciales con la asignación de los horarios. De tal forma que no existan beneficios ni favoritismos entre la plantilla para que todos los trabajadores estén en igualdad de condiciones.

¿Y los patrones de turnos rotativos?

Ahora que conocemos mejor la definición de turnos rotativos, vamos a ver cómo se pueden repartir las distintas jornadas según los patrones de turnos establecidos. Recogemos aquí los patrones de turnos más habituales para que puedas analizarlos y conocer cuál encaja más con la organización de tu empresa o si los estás realizando correctamente.

Turno rotativo 6×2

Los turnos rotativos 6×2 se organizan para seis días de trabajo y dos días de descanso. El empleado realiza seis días de turnos de mañana, tarde o noche y después libra dos días seguidos. Un ejemplo de este turno rotativo sería: MM-TT-NN-LL (dos días de mañana, dos días de tarde, dos de noche y los dos días libres).

A su vez, el segundo trabajador seguiría el mismo reparto de turnos pero comenzando con los dos días libres, para así no coincidir.

Turno rotativo 5×2

En este patrón de turno se organiza para trabajar cinco días y descansar dos. Este es uno de los más empleados por las empresas, sobre todo aquellas más de horario de oficina. Lo habitual es que el horario laboral sea de lunes a viernes y los dos días libres correspondan al fin de semana.

Turno rotativo 4×3

Aquellas entidades que cuentan con jornadas de trabajo más largas se emplean este tipo de turnos para ofrecer descansos más largos. En él se trabajan cuatro días para después librar los tres días siguientes. En esos días de trabajo las jornadas pueden llegar hasta las 10 horas diarias.

Turno rotativo 4×2

En este caso las jornadas de trabajo pueden ser más largas, llegando incluso hasta las 12 horas diarias. En este turno los empleados tienen 4 días laborales de trabajo y luego dos días libres.

Turno rotativo 4×1

A diferencia del anterior, las jornadas serían de 8 horas de trabajo, pero solo se descansaría un día posterior.

En cuanto una empresa cuente ya con una plantilla más o menos numerosa, llevar a cabo los turnos rotativos puede ser todo un desafío. Entre los problemas más habituales está cuadrar los turnos de cada empleado teniendo presente sus roles, descansos y necesidades de la compañía. Además de los errores administrativos que pueden sucederse y los imprevistos de última hora que modifican todo el cuadrante. Si a esto le sumamos las horas que supone para el responsable elaborar los turnos de trabajo, no es de extrañar que las empresas estén buscando otros métodos para gestionar los turnos rotativos.

Para simplificar la gestión de turnos de tu equipo, las empresas están optando por digitalizar esta tarea. Así podemos automatizar todas aquellas labores que son mecánicas y solo quitan tiempo para el responsable, olvidándonos de cometer errores. Te recomendamos que eches un vistazo a lo que un planificador de turnos inteligente puede solucionar todas las cuestiones acerca de los turnos rotativos.

 

Sobre el autor

Tamara Vargas

Periodista Digital aficionada al mundo de la tecnología y de la comunicación.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.