Factores de la productividad laboral que más influyen en las empresas

Factores de la productividad laboral que más influyen en las empresas

Uno de los términos más sonados y que más preocupan en las empresas es la productividad de los empleados. Ligado al rendimiento y la eficiencia de los trabajadores, te contaremos cuáles son los factores que determinan la productividad laboral de las empresas y su plantilla.

Bienestar del empleado

La salud mental de los empleados en el entorno laboral juega un papel primordial en el desempeño de su puesto. El bienestar laboral del trabajador condicionará su propio bienestar psicológico tanto dentro como fuera del trabajo. A su vez, es mucho más probable que un empleado feliz desarrolle sus labores en la empresa con mayor energía y actitud.

Además, diversos estudios demuestran que el estrés laboral puede bajar los niveles de productividad, limitando la concentración. Por ello, si la empresa cuida a sus empleados y prioriza su bienestar psicológico, obtendrá un mayor potencial de cada uno de ellos, ganando también en productividad y eficiencia.

El espacio de trabajo y recursos

La empresa debe otorgar al empleado un lugar de trabajo y los recursos adecuados para que desarrolle su actividad en las mejores condiciones posibles.

El equipamiento técnico debe ser el adecuado tanto en el centro de trabajo o en cualquier lugar donde también se desarrolle la actividad de manera más o menos frecuente. Por ejemplo, durante el teletrabajo, el empleado debe contar con todos los recursos necesarios para realizar sus tareas. Si a los recursos necesarios le sumamos la formación y la dedicación que requiere cada trabajador recibiremos a cambio un incremento de la productividad laboral.

Reconocer y premiar el trabajo

Tener en cuenta el rendimiento de nuestra plantilla y otorgarles el reconocimiento y las recompensas necesarias garantizará la productividad laboral. Es importante tener definidas unas metas y objetivos claros en la empresa para conseguir que todos trabajen en la misma línea. Asimismo, los responsables de cada área o departamento deben realizar un seguimiento de los equipos para detectar si existe un aumento en el rendimiento de determinados miembros para reforzar su esfuerzo y recompensarlo.

Metodología que se lleva a cabo

Otro de los factores de la productividad que más condicionan a los empleados es la metodología empleada en el trabajo. La empresa debe analizar y detectar si la organización y actuación que se lleva a cabo es la más óptima para la situación actual de la empresa. No existe una metodología que dure para siempre, la entidad debe saber adaptarse y evolucionar, ajustando su forma de trabajo con ello.

Una de las claves para encontrar una metodología que garantice mejores resultados es aportar por metodologías ágiles y flexibles que se adapten en todo momento con cierto margen de actuación.

Planificación de las tareas

Muy ligado con el punto anterior, antes de realizar las tareas estas deben estar perfectamente planificadas. Gestionar los recursos disponibles, distribuyendo correctamente a los trabajadores entre las distintas tareas no es nada sencillo. Poder asociar los fichajes de los trabajadores a un proyecto o tarea puede ser de gran ayuda a la hora de organizar y aportar información de valor acerca de la productividad de los empleados. Lo que será perfecto para aquellas empresas que cuenten con una gran variedad de proyectos, tareas o clientes y necesiten un plus en la gestión de tareas.

Apoyo de la figura del líder

Los trabajadores se apoyarán indudablemente en su líder de equipo, que debe ayudar a conseguir los objetivos y obtener los mejores resultados para la empresa. Existen distintos tipos de liderazgo, cada uno con unas características muy concretas. En esta ocasión la característica esencial es contar con un líder que transmita la confianza y la honestidad necesaria. Si contamos con esta figura en nuestra plantilla puede resultar un impulso para la productividad de la empresa.

Esta ansiada y buscada productividad entre los trabajadores es tan solo parte de un proceso que cuenta con multitud de pasos intermedios. Cuidando los factores citados en el artículo obtendremos no solo un aumento de la productividad del empleado, también una reducción en la rotación de personal, un menor ausentismo laboral y otros aspectos igual de valiosos.

Sobre el autor

Tamara Vargas

Periodista Digital aficionada al mundo de la tecnología y de la comunicación.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.