Guía sobre cómo debe ser el descanso en la jornada de trabajo

Guía sobre cómo debe ser el descanso en la jornada de trabajo

El Estatuto de los Trabajadores regula en su artículo 34 el descanso en la jornada laboral de los empleados. A pesar de ello, las pausas laborales y sus descansos es uno de los temas que más dudas suscita entre los empleados. Como marca la ley, las pausas en el trabajo deben estar registradas, por lo que las empresas buscan cuál es el mejor método para gestionarlas y asegurar este proceso. En este artículo te contamos qué tiene en cuenta la legislación sobre cómo deben ser los descansos en las jornadas y cómo podemos gestionarlos en nuestra compañía.

¿En qué consiste el descanso en la jornada de trabajo?

El descanso durante la jornada de trabajo se realiza para lograr que el empleado pueda tener un tiempo para relajarse y coger energías para seguir desempeñando su jornada.

Durante este tiempo, es recomendable que el empleado repose, dé un pequeño paseo, se distraiga o alimente. Cualquier actividad que le ayude a descansar o desconectar la mente durante un rato del trabajo.

Ya sea un trabajo más físico o mental, realizar un descanso es imprescindibles si queremos que nuestra plantilla rinda en sus labores y sea productiva. Este descanso durante la jornada laboral es obligatorio cuando el tiempo de trabajo supera las 6 horas.

¿Cómo deben ser las pausas durante el trabajo?

Estos descansos realizados en la jornada laboral pueden variar de una empresa a otra según su convenio. En algunas empresas el tiempo de descanso es considerado tiempo efectivo de trabajo, en cambio, en otras no lo es.

En cuanto al descanso laboral realizado en cada jornada deberá ser de, como mínimo 15 minutos, si la jornada laboral es superior a seis horas. Como se establece en el artículo 12 del Estatuto de los Trabajadores, si el convenio colectivo no dispone un descanso mayor, “solo será posible efectuar una única interrupción en la jornada diaria”.

Cabe destacar que, para los menores de 18 años, deberá existir un descanso de al menos media hora si la jornada laboral supera las 4 horas de duración.

¿Es realmente importante tomar este tiempo?

Está comprobado que realizar al menos un periodo de descanso durante la jornada de trabajo beneficia al rendimiento de los trabajadores. Los empleados agradecen tener un tiempo más o menos a mitad de su jornada para poder conectar y esto hace que puedan incluso rendir más cuando retoman su actividad.

El tiempo de descanso no solo ayuda a la productividad, también repercute directamente en la salud mental de los trabajadores y en sus ánimos a la hora de abordar la jornada. Al fin y al cabo, el bienestar de la plantilla debe ser la prioridad para la empresa.

El tiempo de descanso también suele ser utilizado para tener un rato donde poder charlar con los compañeros. Esto puede mejorar el clima laboral de la empresa desarrollándose nuevos lazos entre profesionales de distintos departamentos.

¿Y cómo deben ser los descansos entre jornadas de trabajo?

Si nos referimos a los descansos que deben existir entre jornadas de trabajo debemos tener en cuenta lo siguiente:

  • Debe existir mínimo 12 horas de descanso entre un turno de trabajo y el día siguiente. Este descanso entre jornadas puede reducirse hasta un mínimo de 7 horas en el caso de que exista un cambio de turnos, pero debe compensarse la diferencia de horas en los siguientes días.
  • El descanso semanal puede ser acumulable en periodos de 14 días.
  • Los empleados no pueden tener turnos de noche durante más de dos semanas consecutivas, excepto que sea una decisión voluntaria del propio trabajador.

¿Debe ficharse el tiempo de descanso en el trabajo?

La ley de registro de jornada en vigor desde 2019 indica que las empresas deben llevar un registro donde figure la jornada laboral que ha realizado cada empleado. Dentro de este registro, los descansos deberán ficharse obligatoriamente si se consideran tiempo de trabajo efectivo.

Desde TramitApp recomendamos fichar los descansos, aunque no se considere tiempo efectivo de trabajo, para llevar un mejor control de las horas realizadas por nuestros empleados. Pudiendo saber así cuáles son los empleados que están disponibles para hacer una tarea y no pillarles en medio de un descanso.

La mejor forma de gestionar y registrar los descansos en el trabajo

Para poder llevar el mejor control de las horas de trabajo, cumplir con la normativa y registrar los descansos oportunos, las empresas emplean sistemas de control horario. En la misma plataforma, se registra la jornada laboral, las pausas o descansos, además de las vacaciones y ausencias de los empleados.

Gracias a la tecnología que integra estas herramientas la gestión se vuelve mucho más sencilla y para los trabajadores el hecho de fichar no se convierte en un proceso engorroso. Desde el propio móvil u ordenador podrán registrar sus horas y estas se quedarán automáticamente reflejadas en el saldo de horas de su jornada laboral.

Sobre el autor

Tamara Vargas

Periodista Digital aficionada al mundo de la tecnología y de la comunicación.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *