La brecha salarial en España y cómo gestionarla en tu empresa

La brecha salarial en España y cómo gestionarla en tu empresa

El Instituto Nacional de Estadística (INE) expone que existen a menudo un conjunto de factores interrelacionados que original diferencias salariales entre hombres y mujeres. En este artículo vamos a tratar la llamada brecha salarial en España y cómo las empresas deben gestionarlo según la normativa del Plan de Igualdad.

La brecha salarial en España

La brecha salarial es la diferencia que existe entre el salario de los hombres y las mujeres trabajadoras. Para calcularlo, se toma en cuenta la diferencia entre el salario medio bruto entre las mujeres y hombres multiplicándolo por 100, de esta forma se obtiene el porcentaje conocido como la brecha salarial de género.

En España, la brecha salarial entre hombres y mujeres se sitúa en el 24%. Estos datos se traducen en que, de media, los hombres cobran 5.252€ al año más que las mujeres. Así lo publica el último informe del sindicato de Comisiones Obreras. De media, los hombres en España cobran 26.934€ año frente a los 21.682 € de las mujeres.

¿Qué sucede si existe una brecha salarial en mi empresa?

Imagina que analizas los salarios de tu empresa, filtrando los resultados según la categoría profesional y observas que existe una brecha salarial entre los trabajadores. ¿Y ahora qué?

En primer lugar y tras comprobar los datos, deberemos preguntarnos si esta brecha salarial está justificada. Por ejemplo, deberemos tener en cuenta si estos empleados realizan trabajos de igual o distinto valor.

Si tu empresa cuenta con 50 trabajadores o más y posee una desigualdad salarial superior al 25% estará obligada a justificar los motivos en el Registro Salarial. Este Registro Salarial es obligatorio para todas las empresas desde 2019, teniendo que presentarse una vez al año tanto para los empleados que lo soliciten y sus representantes como para la inspección de trabajo.

¿Cómo se elabora el Registro Salarial?

Como hemos nombrado, el Registro Salarial es el documento que actúa como una fotografía salarial de nuestra compañía. En él se ofrece un valor medio de cuáles son los distintos salarios clasificados por grupos. Cabe destacar que en este Registro Salarial no se indica de forma explícita la identidad de los distintos empleados ni información personal. Las empresas deben realizarlo de forma anual. Para elaborarlo, las compañías deben seguir distintas clasificaciones:

  • En primer lugar, hay que establecer un valor medio del salario, de los complementos salariales y de las percepciones extrasalariales que formarán la primera clasificación.
  • Después, deberemos diferenciar en una segunda clasificación entre hombres y mujeres. De esta forma podremos ver la diferencia salarial según el género.
  • Tras ello, en una tercera clasificación, se tendrá en cuenta la categoría profesional de los trabajadores, sacando un valor medio de ello.
  • Por último, en una cuarta clasificación se establecen los resultados, pudiendo elegir la empresa cómo filtrarlos en esta última vez. De esta forma, la compañía podrá filtrar, por ejemplo, “según la categoría profesional” o por “trabajos de igual valor”.

Si quieres saber más, en este artículo te contamos todo sobre la obligatoriedad del registro salarial en las empresas. Este registro salarial es una medida incluida en el plan de igualdad para empresas, que explicaremos ahora.

Los Planes de igualdad para las empresas

Las empresas que cuentan con más de 50 trabajadores deben tener obligatoriamente un plan de igualdad. Así lo dictamina el Real Decreto 901/202 en el que se estipulaban distintos periodos según el tamaño de la empresa para que estas tuviesen listos sus planes de igualdad.

El plazo transitorio de la normativa comprendió desde marzo de 2020 hasta marzo de 2022. Por lo tanto, ya todas las compañías que dispongan de más de 50 empleados deben tenerlo. Si tienes dudas acerca de ello, en este artículo te explicamos cómo cumplir con el plan de igualdad para empresas.

¿Y en qué consiste este plan de igualdad? Su objetivo está claro: busca eliminar la discriminación por razones de sexo en las empresas. Para ello, diagnostica las posibles brechas salariales que se pueden estar produciendo.

Sobre el autor

Tamara Vargas

Periodista Digital aficionada al mundo de la tecnología y de la comunicación.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.