La cultura corporativa y la mejora en la retención de talento

La cultura corporativa y la mejora en la retención de talento

La cultura corporativa, también conocida como cultura organizacional o empresarial es uno de los grandes retos para las empresas debido a la importancia que toma. Y no es de extrañar, desarrollar una buena cultura corporativa ayuda al desarrollo del talento interno y la captación de nuevo talento. Si quieres conocer más acerca de este concepto y de cómo puedes desarrollarlo,

¿Qué es la cultura corporativa?

Lo primero que debemos saber es que es imposible no tener cultura corporativa, ya que todas las empresas tienen la suya. Podemos definirla como el conjunto de símbolos, creencias, prácticas y valores que conforman una empresa. La cultura organizacional define la forma de hacer y comportarse de los empleados y cómo estos se relacionan.

La cultura corporativa se va desarrollando de forma orgánica con el paso del tiempo, reflejándose también en la toma de decisiones de la compañía en aspectos como la organización de lugar de trabajo, los beneficios con los que cuentan los empleados o el talento que vayamos decidiendo contratar.

¿Por qué es tan importante la cultura corporativa?

Siendo algo innato para todas las empresas, la cultura corporativa además se caracteriza por no poder copiarse entre compañías. Cada cultura corporativa, al igual que cada empresa, contiene una serie de rasgos que las hacen únicas. Por lo tanto, de nada nos servirá intentar copiar la de otra, aunque sí puede ayudarnos inspirarnos en otras, por ello en este artículo hemos recopilado distintos ejemplos de cultura organizacional que pueden ayudarte a lograr un cambio en la empresa.

Con todo lo que conforma y afecta a la cultura corporativa es importante pararnos a pensar qué tipo de clima organizacional queremos y cómo podemos desarrollarlo y mejorarlo. Ya que es un aspecto demasiado relevante como para dejarlo a su libre albedrío en nuestra empresa.

Yendo al grano, podemos considerar a la cultura organizacional como aquello que une todas las piezas que conforman una compañía, definiendo lo que comparten todos los miembros que trabajan en ella. Esto a su vez afecta a la imagen corporativa y a la relación con los clientes, por lo que desarrollando la cultura corporativa estaremos desarrollando también otros aspectos en relación con la captación de talento, mejoras en nuestras ventas y un largo etcétera.

Cómo se relaciona la cultura corporativa y la retención de talento

Siendo conscientes de que la cultura empresarial afecta a la imagen de la empresa a ojos de los demás, no es de extrañar que esto pueda también involucrar a la retención de nuestros empleados. Si contamos con una mala imagen corporativa, debido a tener una mala cultura corporativa, podrían existir problemas de una alta rotación de personal. Además de dificultarnos la atracción de nuevo talento a la empresa. Esto podría traducirse en una pérdida de beneficios para la empresa y afectar también al futuro de la organización.

Si nuestros trabajadores comparten la misma cultura corporativa que nuestra empresa será más fácil que se sientan parte de ella, pudiendo mejorar también su employee experience. Al fin y al cabo, los trabajadores deciden quedarse en una empresa no solo por el salario que ofrecen, también por todos aquellos aspectos relacionados con la misma que le hacen querer ser parte de ella.

¿Cómo trabajar en la cultura organizacional?

Desarrollar la cultura de nuestra empresa no es tarea sencilla, sobre todo cuando nuestra compañía tiene tiempo y hemos estado llevando a cabo las mismas acciones, actitudes o comportamientos. Por lo tanto, en primer lugar deberemos pensar qué cambios queremos conseguir conforme a las necesidades que hayamos detectado en el tiempo para así reformar los valores y creencias empezando por nuestros trabajadores.

Lo más efectivo será diseñar un marco claro para el cambio que queremos lograr y capacitando y apoyando a nuestra plantilla para llegar a ello. La comunicación interna ocupará un papel clave en estas tareas, ya que debemos saber transmitir a la compañía que los cambios realizados no son solo para mejorar los resultados de la empresa, sino también para lograr que ellos se sientan más a gusto y cómodos a la hora de realizar sus tareas en un lugar donde verdaderamente quieran trabajar.

Te recomendamos además que eches un vistazo a cómo puedes mejorar la experiencia del empleado en tu empresa. Esto mejorará también la retención de talento a la vez que desarrollamos la cultura o empresarial.

 

Sobre el autor

Tamara Vargas

Periodista Digital aficionada al mundo de la tecnología y de la comunicación.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *