La importancia de la salud mental también en el entorno laboral

La importancia de la salud mental también en el entorno laboral

Recientemente hemos podido ver a la gimnasta Simone Biles retirarse de los juegos olímpicos para priorizar su salud mental. La forma en la que una gimnasta de élite ha hablado públicamente de un tema aún tan tabú es toda una reivindicación hacia el cuidado del bienestar psicológico.

“Tenemos que proteger nuestra mente y nuestro cuerpo y no limitarnos a hacer lo que el mundo quiere que hagamos” – Simone Biles, gimnasta olímpica.

En una sociedad donde el estrés laboral está a la orden del día, las empresas deben identificar y saber gestionar si sus empleados están viendo afectado su bienestar laboral. Tomar consciencia de la importancia de la salud mental en la plantilla puede frenar a tiempo multitud de enfermedades psicológicas relacionadas con el mundo laboral.

Teletrabajo y coronavirus: cómo ha afectado a los empleados

El bienestar laboral y la salud mental de los trabajadores es una preocupación en auge en las empresas en los últimos años. A raíz de la crisis del coronavirus la situación de los trabajadores empeoró debido a la incertidumbre y la mala gestión de muchas organizaciones.

La crisis del Covid-19 dio lugar a un aumento del teletrabajo que fue y sigue siendo la solución de muchas empresas para continuar con su actividad laboral de forma segura. Pero no todas las entidades han sabido adaptarse al teletrabajo o no disponen de los medios para hacerlo, lo que ha repercutido directamente en el bienestar psicológico de los empleados. En el tiempo que llevamos de pandemia, el estrés laboral ha crecido situando en un 45% los trabajadores que lo padecen en España.

Ante esta complicada situación para las empresas y para los trabajadores, uno de los síndromes que se desarrollan con la cronificación del estrés laboral es el síndrome del burnout. El síndrome del trabajador quemado (burnout) sucede a raíz de fuertes niveles de estrés laboral que, junto a otros factores, generan una sensación de agotamiento tanto físico como mental en los empleados. La OMS ya ha incluido el burnout en la Clasificación Internacional de Enfermedades que, por desgracia, cada vez afecta a más trabajadores.

Cómo cuidar a nuestros trabajadores

Las empresas deben priorizar en todo momento la salud tanto física como psicológica de los empleados. Estableciendo medidas preventivas en la plantilla, la aparición del estrés en el trabajo y síndromes como el burnout se verán reducidos. También es importante establecer un protocolo de actuación para que, junto a la prevención, se detecte y se ayude al empleado tomando las medidas oportunas. Priorizando así en todo momento la salud mental de los trabajadores.

Debemos tener en cuenta una serie de puntos clave en nuestra organización a la hora de cuidar a la plantilla. Todos los apartados deben cumplirse si buscamos facilitar al empleado su estancia en la empresa y que su desarrollo profesional sea lo más saludable y completo posible.

Tener unas condiciones laborales óptimas

Este punto tan básico y fundamental que algunos dan por hecho no todas las empresas lo proporcionan. Nos referimos a respetarse las jornadas de trabajo, limitación de horas extras, periodos de descanso, bajas médicas y todos los permisos laborales y derechos de cada trabajador.

Fomentar la comunicación interna

Saber cómo mejorar la comunicación interna permitirá que los empleados trabajen en línea con la empresa, con mayor motivación y se sientan más comprometidos con ella. Si disponemos de una buena comunicación interna será más fácil detectar cuando algo no va bien.

Reforzar el team building

Un trabajador mantendrá una actitud más positiva frente a su trabajo si está rodeado de compañeros y responsables que le sumen. Realizar actividades de team building mejorará el trabajo en equipo y la felicidad del empleado.

Derecho a la desconexión laboral

En 2018, en la Ley Orgánica de Datos y Garantía de los Derechos Digitales, se estableció en su artículo 88 el derecho de los empleados a descansar y no recibir llamadas, mensajes u otras comunicaciones fuera de su horario de trabajo o durante sus vacaciones o permisos. Con el aumento del teletrabajo, el derecho a la desconexión laboral se puso de manifiesto debido al aumento de los empleados que sentían que no desconectaban de su puesto de trabajo fuera de sus horarios. Es importante que tanto los jefes, responsables, como el resto de la plantilla lo tengan presente en el día a día.

Si somos conscientes desde la entidad de la importancia del bienestar psicológico de los empleados estaremos beneficiándoles tanto profesional como personalmente. Su desempeño y recorrido en nuestra empresa será mucho más gratificante para ambas partes. Obtendremos el mayor potencial de cada uno de ellos si cuidamos a los trabajadores de la plantilla y priorizamos su bienestar laboral.

Sobre el autor

Tamara Vargas

Periodista Digital aficionada al mundo de la tecnología y de la comunicación.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.