Las claves para implementar el trabajo híbrido

Las claves para implementar el trabajo híbrido

La generalización del teletrabajo en 2020 dio paso más tarde a un modelo de trabajo híbrido que combina el trabajo remoto con el trabajo presencial. Este modelo de trabajo se ha situado como el más equilibrado para muchas empresas que buscan seguir acudiendo a la oficina sin renunciar a los beneficios del teletrabajo en casa. Te contamos en este artículo las claves del trabajo híbrido para su gestión en las empresas.

El trabajo híbrido en España

Después de haber probado un trabajo 100% presencial, las opiniones de empresa y trabajadores se han visto divididas en dos: quienes prefieren volver a la oficina y quienes quieren seguir teletrabajando desde sus hogares. De ahí que la modalidad híbrida ha sido la más equilibrada para muchas compañías que ven que lo mejor para ellas es contar con los beneficios de ambos modos de trabajo.

Muchas empresas en España, como BBVA que acaba de implementar el trabajo híbrido, ya exploran esta vía ofreciéndolo como un beneficio extra de la compañía. Esto ayuda a atraer nuevos talentos que buscan trabajar de forma híbrida y no se plantean en volver a la completa presencialidad.

Sin embargo, implementar el trabajo híbrido en España sigue siendo un reto para las empresas. Según los estudios publicados, el principal inconveniente es la comunicación interna de la compañía, seguido de los problemas legales que supone. Pero la balanza acerca de su implementación pesa más a favor, sobre todo para aumentar el engagement de los empleados y optimizar la gestión del tiempo.

¿Realmente el trabajo híbrido ofrece flexibilidad?

En cierto modo sí, totalmente. Ya hemos sido partícipes de la mejora en la conciliación que aporta el teletrabajo, por lo que este modelo híbrido también da lugar cierta flexibilidad para los trabajadores. Pero esta flexibilidad será mayor o menor en función de las políticas de cada empresa.

Por ejemplo, si la empresa dispone de un modelo híbrido basado en acudir a la oficina de lunes a jueves y teletrabajar los viernes, no ofrecerá mucha flexibilidad a sus empleados.

Si al modelo híbrido le sumamos un horario flexible de trabajo, la conciliación del empleado será mayor, ya que podrá distribuir sus horas de trabajo con mayor flexibilidad a lo largo del día. Además, muchas empresas se están sumando a que sea el trabajador quien decida cómo distribuir su jornada: tres días teletrabajo, dos oficina, etc.

El trabajo híbrido y la digitalización de la empresa

Estos dos factores van de la mano, lo que ha supuesto uno de los grandes problemas para las compañías que quieren implementar el modelo híbrido. La empresa debe poner a disposición de los trabajadores todas las herramientas necesarias que le permitan hacer sus tareas y gestiones estén trabajando ese día en casa o en la oficina. No podemos depender de los días de trabajo presencial para poder realizar, por ejemplo, la gestión de una ausencia o baja laboral.

¿Y cómo lograrlo? es más sencillo y menos costoso de lo que pueda parecerte en un primer momento. Seguro que ya has echado un vistazo a las soluciones y posibilidades que ofrece un software de RRHH en los modelos de trabajo híbrido. Si quieres, te podemos contar más sobre cómo puede adaptarse a las características de tu empresa sin ningún compromiso.

Factores a tener en cuenta para establecer el modelo híbrido

Para cambiar al modelo híbrido, es la empresa quien debe, en primer lugar, actualizar su forma de trabajo. Estas son las claves a tener en cuenta:

  • Deben establecerse una serie de normas y pautas que sean la base de este trabajo híbrido. Se tomarán así en cuenta para las tareas diarias, al comunicarse internamente y al medir el rendimiento de trabajo.
  • Fijar las rutinas necesarias. Si queremos que el trabajo remoto no se convierta en un descontrol, es conveniente establecer las directrices que veamos oportunas. Por ejemplo: al menos hay que acudir a la oficina 1-2 veces por semana, o debemos estar siempre en las reuniones semanales.
  • Utilizar las herramientas tecnológicas necesarias para cumplir con la normativa y poder realizar todas las gestiones tanto los días de oficina como los días de trabajo remoto.
  • Los empleados deben estar preparados y formados para poder enfrentar cuando estén trabajando desde casa los riesgos de la ciberseguridad y la protección de datos. Realizar charlas formativas de forma periódica puede ser de gran ayuda para proteger la seguridad digital de la empresa.

Sobre el autor

Tamara Vargas

Periodista Digital aficionada al mundo de la tecnología y de la comunicación.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.