Las habilidades laborales que más se buscan en los empleados

Las habilidades laborales que más se buscan en los empleados

A la hora de realizar un proceso de selección es habitual que los reclutadores de RRHH busquen unas determinadas habilidades laborales entre los candidatos. Debido a que la lista de habilidades es infinita, saber cuáles son las más reclamadas por los profesionales a día de hoy, nos ayudará a saber cuáles priorizar y cuáles podemos desarrollar entre nuestra propia plantilla. En este artículo te contamos exactamente los aspectos que debes conocer como profesional y cuáles son las más valoradas.

¿Qué son las habilidades laborales?

Las habilidades laborales son todas aquellas habilidades innatas que diferencian a un trabajador de otro. Po lo tanto, aunque dos empleados estén igualmente preparados para un puesto, estarán diferenciados por sus habilidades laborales. Esto es debido a que estas habilidades van más allá del conocimiento técnico, por lo que estos empleados realizarán sus funciones de forma distinta.

Habilidades laborales y habilidades sociales

Al hablar de las habilidades laborales, también podemos mencionar las habilidades sociales. Mientras que las primeras son esas capacidades que tiene el trabajador como profesional en la realización de sus tareas, las tareas sociales están más relacionadas con la forma de ser del empleado.

Dentro de las habilidades laborales, destacan: el trabajo en equipo, la creatividad e innovación, saber tomar decisiones, capacidad de adaptación del trabajador, iniciativa propia, capacidades de negociación.

Por otro lado, al hablar de las habilidades sociales, en la actualidad destacan: optimismo, empatía, liderazgo, convicción, flexibilidad.

¿Se pueden desarrollar las habilidades laborales?

Aunque estas habilidades sean innatas en el empleado, tanto él mismo como desde la empresa pueden fomentar la mejora de estas habilidades. En primer paso es distinguir estas habilidades entre la plantilla, seguro que existen empleados con capacidades que no conocías.

Una vez sabidas las habilidades laborales de nuestros empleados, podemos incentivar su mejora poniendo las herramientas y recursos necesarios para que puedan desarrollarlas libremente en el trabajo. Por ejemplo, si un trabajador es muy organizado, podemos poner a su disposición herramientas de organización de tareas y valorar esta habilidad para fomentar también su motivación. Esto dará lugar a que su organización no se vea limitada y el empleado continúe desarrollando su habilidad e, incluso, mejorándola en relación con las actividades en la empresa.

Cómo saber las habilidades laborales que poseen nuestros empleados

Entre nuestra propia plantilla pueden existir distintas habilidades laborales que aún no se hayan detectado desde el departamento de RRHH. Incluso, es habitual que los propios empleados no conozcan bien todas sus habilidades laborales o no sepan cómo aplicar estas habilidades a su trabajo.

Para ayudar a reconocer estas habilidades, las empresas hacen uso de software de RRHH con el que realizar procesos de evaluación de los empleados que nos ayuden a detectar sus puntos fuertes y débiles. También es habitual, llegados a este punto, realizar pruebas psicométricas a los candidatos en los procesos de selección para ir conociendo, de antemano, estas habilidades.

Las habilidades laborales más buscadas por las empresas

Dentro de la larga lista de habilidades laborales que pueden existir debemos priorizar cuáles son las más necesarias. Esto dependerá de qué necesidades tengamos según nuestro equipo de trabajo, funciones y tareas y el punto en el que se encuentre nuestra empresa. Así podremos decidir cuáles podemos captar para mejorar factores como el clima laboral que existe en la empresa o el rendimiento en el trabajo de nuestros empleados.

Hay que ser conscientes del perfil que tiene cada empleado y cuál es su rol dentro de la empresa, ya que cada trabajador tiene sus propias tareas y obligaciones.

Capacidad y ganas de aprender

Aunque esta habilidad dependerá mucho de las circunstancias en las que se encuentre cada trabajador, las ganas de renovarse y adquirir nuevos conocimientos dentro de la empresa es una habilidad muy valorada por las empresas. Estar al día y nunca dejar de aprender hará que los trabajadores evolucionen en la empresa al igual que evoluciona el entorno laboral.

Adaptarse al entorno

Nos referimos a aquellos trabajadores que están dispuestos a adaptarse a los cambios de estrategia que puedan surgir, nuevos procesos o llevar a cabo distintas tareas en la empresa. Lo que significa ir más allá de lo que fueron contratados en un momento, siendo empleados flexibles que se adaptan a los cambios con una buena actitud y siendo proactivos.

Organización de tareas

La planificación es prioritaria para organizar todas las tareas pendientes, adecuarse a los plazos y poder hacer frente a imprevistos que puedan surgir a última hora. Los empleados con esta habilidad son capaces de analizar toda la información y tareas que tiene que realizar para distinguir cuáles son las que más urgen y más valor aportan.

Creatividad

A la hora de ejecutar tareas, los empleados que tienen esta habilidad aportan nuevas ideas y son más proactivos en buscar soluciones. También está relacionado con el hecho de saber adaptarse mejor a un entorno cambiante.

Sobre el autor

Tamara Vargas

Periodista Digital aficionada al mundo de la tecnología y de la comunicación.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *