Lo que debes saber sobre el reloj de control horario para tu empresa

Lo que debes saber sobre el reloj de control horario para tu empresa

Las empresas no siempre lo tienen fácil para registrar la jornada laboral de sus trabajadores. Con la generalización del teletrabajo y los modelos híbridos, contar con un reloj de control horario puede suponer una serie de carencias para algunas compañías. En este artículo te contamos los aspectos clave que debes conocer sobre el reloj de control horario y qué otras alternativas pueden ser de gran ayuda en tu compañía.

¿Qué es un reloj de control horario?

Aunque con su nombre puedes hacerte una idea, es posible que más de una vez te hayas preguntado para qué sirve un reloj de control. Su propósito es sencillo: se utiliza para registrar la entrada y salida de los empleados a su puesto de trabajo.

El reloj de control puede registrar la jornada de trabajo a través de la huella dactilar del empleado o bien por una clave de acceso personal. De esta forma, en las empresas se utiliza como un método de control de asistencia y de registro de horas trabajadas.

¿Es conveniente instalar uno en mi empresa?

En algunos países, como en España, el registro de la jornada laboral es obligatoria. Mientras tanto, en otros países se trata de una opción donde cada vez más empresas se suman a implantarla entre sus plantillas. Si estás pensando en hacerte con uno de ellos para tu empresa, es importante tener en cuenta algunos factores que dependerá de la situación actual de tu compañía y de sus características.

Debemos tener en cuenta la modalidad de trabajo que hay en la empresa. ¿Es 100% presencial? En este caso, el reloj de control puede ser una buena alternativa. Situaríamos uno en la entrada del trabajo para que los empleados pudiesen realizar el registro fácilmente.

En el caso de que nuestra empresa se encuentre trabajando en remoto, o exista teletrabajo de forma esporádica o de manera híbrida, deberemos replantearnos esta opción. El reloj de control horario requiere de la presencialidad de los empleados para su uso. Al estar situado en el centro de trabajo, todos aquellos colaboradores que realicen su actividad de forma externa no podrán hacer uso de la herramienta.

También existen otros factores en los que pensar, como la organización de la empresa. ¿Los trabajadores comienzan y finalizan su jornada en el centro de trabajo? Si no es así, el reloj de control tampoco podrá adaptarse a estas características.

Otras alternativas al reloj de control horario

En la actualidad existen alternativas más modernas que dan solución a los puntos menos fuertes del reloj de control horario. Otras opciones como la hoja de firmas o instalar una tableta en la entrada de la oficina cuenta con las mismas limitaciones que el reloj de control.

Si buscas una solución que facilite lo máximo posible el registro de jornada de la forma menos costosa, digitalizar la herramienta se ha convertido en la alternativa estrella. Contar con un software de RRHH proporciona a las empresas una solución de control horario digital. En TramitApp nuestra herramienta incorpora 3 métodos de fichaje distintos: tableta, app y web que pueden combinarse. Así se convierte en el sistema idóneo para adaptarse a cualquier situación o característica de la empresa.

 

Sobre el autor

Tamara Vargas

Periodista Digital aficionada al mundo de la tecnología y de la comunicación.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.