Aborda el teletrabajo en verano fuera del domicilio habitual

Aborda el teletrabajo en verano fuera del domicilio habitual

El teletrabajo tiene sus más y sus menos. Lo que para muchos ha supuesto una salvación, para otros ha sido una odisea. Lo que está claro es que en los meses de verano es una de las épocas preferidas para los empleados de optar por el teletrabajo. Se estima que este año gran parte de los empleados que teletrabajan en España lo haga fuera de su domicilio actual. Para ello es importante saber que contamos con las herramientas y directrices necesarias para poder realizar el trabajo con éxito y poder, a su vez, disfrutar del verano.

El teletrabajo fuera del domicilio habitual

Si hay algo que prefieren los empleados que teletrabajan en verano es un cambio de aires. Tener la oportunidad de trabajar fuera de nuestro domicilio habitual puede aportarnos grandes ventajas y volver en septiembre con las pilas más cargadas.

Según ha presentado la aplicación Zoom en los resultados obtenidos en el “II barómetro españoles y teletrabajo en verano”, un 30,3% de los trabajadores españoles aseguran que trabajarán en verano fuera de su domicilio actual. Además, un 93,8% declaran preferir teletrabajar estos meses dentro de España que en un país del extranjero.

El estudio también desprende que el 25,9% de los trabajadores en España alargará su estancia de las vacaciones gracias a la posibilidad del teletrabajo. De esta forma los empleados que pueden contar con flexibilidad laboral en su empresa pueden disfrutar de sus segundas residencias o alargar su estancia en otros lugares mientras teletrabajan.

Destinos preferidos para el teletrabajo

Según la encuesta elaborada por Zoom, Andalucía se posiciona como la comunidad autónoma favorita para desplazarse a teletrabajar, con un 19,6% de elección de los encuestados. Está seguida de la Comunidad Valenciana (15%) o las Islas Canarias (12,3%).

Como vemos, los trabajadores en España prefieren teletrabajar cerca de la playa. La montaña o el campo quedan en un segundo plano. Las ganas de escapar de la ciudad son mucho más altas este verano que el anterior. Solo un 5,1% de los trabajadores escoge trabajar en la ciudad, frente a un 30% de los encuestados el pasado año.

Tips para teletrabajar durante el verano

Para trabajar en remoto los meses de verano, ya sea desde casa o fuera de nuestro domicilio habitual, recomendamos que los empleados sigan una serie de consejos:

  • Adaptarnos a la flexibilidad de nuestra empresa. Es importante conocer bien los límites de la compañía y saber las posibilidades que nos ofrece en cuanto al teletrabajo y flexibilidad de horarios.
  • Trabajar durante las horas más productivas. Si nos es posible, aprovechar para hacer las tareas más complejas las horas donde estemos más concentrados, haga menos calor o no tengamos interrupciones.
  • Marca unos horarios de inicio a fin. Es importante saber cuándo va a ser el tiempo de trabajo y el tiempo de descanso. Mezclar ambas cosas puede convertirse en contraproducente.
  • Trabaja por objetivos. Este método nos ayudará a organizarnos en el día y estar más concentrados en las tareas pendientes. Piensa que cuando termines todo, podrás disfrutar.
  • No olvides a tu equipo. La desconexión del equipo de trabajo es uno de los miedos principales del trabajo remoto. Cuida la comunicación interna de tu empresa y no olvides el contacto con tus compañeros y las reuniones de vez en cuando.

¿Puede el empleado solicitar el teletrabajo en verano?

En primer lugar debemos saber que no todos los empleados teletrabajan en su empresa porque esta no lo permite o prefiere la presencialidad. En muchos casos ni siquiera será posible adaptar la actividad al remoto. Este teletrabajo en verano es habitual en compañías donde teletrabajan el resto del año de forma más o menos habitual. Aunque es cierto que muchas empresas utilizan el periodo de la jornada intensiva en verano para conceder este teletrabajo.

El empleado puede solicitar el teletrabajo en verano por motivos de conciliación utilizando la vía de la adopción de su jornada regulada en el artículo 34.8 del Estatuto de los Trabajadores. Esta solicitud deberá hacerse por escrito y entregársela a la empresa.

Al recibirlo, la compañía deberá negociar y contestar al trabajador aceptando su solicitud, dando una alternativa o denegándola con una serie de motivos objetivos. En este momento el trabajador podrá impugnar la decisión que haya tomado la empresa vía judicial en un plazo de 20 días.

Sobre el autor

Tamara Vargas

Periodista Digital aficionada al mundo de la tecnología y de la comunicación.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.