Los principales permisos retribuidos en las empresas y cómo gestionarlos

Los principales permisos retribuidos en las empresas y cómo gestionarlos

Los permisos retribuidos son una parte importante del paquete de beneficios de los empleados en las empresas modernas. Por ello es importante que en toda compañía los trabajadores conozcan los permisos retribuidos que le corresponden. Estar actualizados con la normativa no siempre es tan sencillo debido a sus modificaciones. En este artículo hemos recogidos los principales permisos retribuidos y te contamos todo lo que necesitas saber al respecto para estar al día sobre ellos.

¿Qué son los permisos retribuidos?

En primer lugar, debemos tener claro el concepto de permiso retribuido. Este hace referencia a los días en los que un empleado puede faltar a su puesto de trabajo de forma justificada sin que esto afecte a su salario. Por lo tanto, el trabajador se ausenta de la empresa, previo aviso o justificación posterior, sin que esto afecte a su sueldo y sin ser amonestado de ninguna forma.

Los permisos retribuidos contemplan diversas circunstancias y están regulados por los convenios colectivos y por el Estatuto de los Trabajadores.

Diferencia con el resto de permisos

La empresa puede conceder permisos distintos tipos de permiso laborales a sus trabajadores en los que el empleado falte al trabajo sin que esto sea una irregularidad. Pero no todos los permisos que otorga la empresa son retribuidos.

El artículo 37 del Estatuto de los Trabajadores recoge los diferentes tipos de permiso de la normativa. Donde encontramos también las distintas situaciones en las que un empleado se ve en esta circunstancia de ausencia del trabajo de forma retribuida y legal mediante justificación.

Estos permisos retribuidos son considerados como días de trabajo efectivo, por lo que a diferencia de otro tipo de permisos, el empleado no debe recuperarlos.

Los permisos retribuidos más frecuentes

Los permisos retribuidos poseen ciertas particularidades que los diferencian unos a otros. Estos cambios pueden ir desde la duración que tenga el permiso o el tiempo de preaviso necesario. Entre los permisos remunerados que más se dan en las empresas encontramos:

Permiso por vacaciones

Las vacaciones retribuidas son un derecho de los empleados en muchos países. Establecen un número mínimo de días de vacaciones retribuidos por año laboral, que pueden variar según la política de la empresa o la legislación del país. Los empleados pueden utilizar estos días para descansar y recargar energías, pasar tiempo con su familia y amigos y viajar.

En España, los trabajadores tienen derecho a disfrutar de un mínimo de 22 días hábiles al año de vacaciones retribuidas, según lo establecido por el Estatuto de los Trabajadores. El calendario de vacaciones suele ser acordado entre el empleado y el empleador, pero en caso de no llegar a un acuerdo, será el empleador quien establezca las fechas. Aquí puedes encontrar una guía acerca de la gestión de vacaciones.

Permiso por enfermedad

El permiso por enfermedad proporciona tiempo libre retribuido para que los empleados puedan recuperarse de una enfermedad o lesión. En muchos países, los empleados tienen derecho a un número determinado de días de baja retribuidos por año laboral, que pueden ser utilizados en caso de enfermedad. Es importante que los empleados notifiquen a su empleador de manera oportuna si están tomando un permiso por enfermedad.

Permiso por maternidad o paternidad

Este permiso proporciona tiempo libre retribuido para los empleados que acaban de tener un hijo. La duración del permiso varía según el país, pero suele incluir un período antes y después del parto. Los padres pueden optar por compartir el tiempo de permiso entre ellos. Es importante notificar a la empresa con antelación sobre el permiso de maternidad o paternidad.

Tanto la madre como el padre tienen derecho a un permiso retribuido de 16 semanas de duración antes y después del parto, retribuido al 100%. En este artículo te dejamos una guía sobre la baja por maternidad en 2023 para que sepas todo lo necesario sobre ello.

Permiso por fallecimiento de familiar, enfermedad grave o accidente

Respecto a los familiares de hasta segundo grado, si estos caen gravemente enfermos o fallecen, el trabajador puede coger un permiso remunerado de 2 días, ampliable a 4 días si fuese necesario.

En el caso de fallecimiento de un familiar cercano, el permiso suele ser de 3 días naturales. Estos días suelen ser utilizados para asistir al funeral y realizar los trámites necesarios.

Permiso por nacimiento

Si un empleado tiene un hijo, le corresponde un permiso retribuido de 16 semanas. Este permiso cuenta con la misma duración para la madre y para el padre.

Permiso por traslado o mudanza

Cuando un trabajador tiene que cambiar de vivienda, a este le corresponde un permiso retribuido de 1 día.

Permiso por matrimonio

Se otorga un permiso de 15 días naturales al formalizarse un matrimonio. Para ello será necesario que el empleado preavise a la entidad con, al menos, 15 días de antelación.

Permiso por boda o adopción

El permiso por boda o adopción proporciona tiempo libre retribuido para los empleados que están planeando o celebrando un matrimonio o adopción.

Permiso por deber público

A diferencia del resto, la duración de este permiso no está determinada. Dependerá del tipo de deber a realizar y el compromiso temporal que requiera.

Ten en cuenta que los convenios colectivos, sectoriales o empresariales pueden modificar estos permisos siempre y cuando sea para mejorarlos.

Cómo realizar la gestión de los permisos

La gestión de los permisos retribuidos puede ser un desafío para las empresas. Es importante establecer una política clara que defina las condiciones y procedimientos para solicitar y aprobar los permisos. La comunicación y la planificación temprana son esenciales para garantizar que el permiso no afecte negativamente a la operación de la empresa.

Solicitar un permiso retribuido es una de las gestiones más habituales en el día a día de las empresas. Debido a los cambios y diversas actualizaciones que puede presentar la normativa, es importante que los profesionales de RRHH sepan cómo realizar la gestión en cada caso para evitar errores.

Herramientas para la gestión de permisos retribuidos

El uso de herramientas y software especializado para la gestión de la ausencia de los empleados y el seguimiento de los permisos utilizados puede ayudarnos en la gestión de estos permisos. De esta forma las compañías pueden planificar de manera eficiente la cobertura de los empleados ausentes y minimizar cualquier impacto en la productividad.

Existen herramientas que nos permiten optimizar el tiempo del departamento de RRHH y permanecer actualizados en todo momento de la gestión de trámites. Con TramitApp y su módulo de control de vacaciones y ausencias las gestiones de todo tipo de permisos pueden realizarse desde el propio móvil.

Con el uso de la herramienta los empleados pueden solicitar ellos mismos los permisos retribuidos a través de la app. Tras ello, el responsable podrá gestionar y validar estos permisos manteniendo a todo el equipo bajo control.

¿Con cuánto tiempo tienen que notificar los empleados a la empresa de un permiso remunerado?

En España, no existe una regulación específica en cuanto al tiempo que los empleados deben notificar a su empresa para solicitar un permiso retribuido. Sin embargo, es importante que la notificación sea lo más pronto posible para permitirle al empleador planificar de manera adecuada la cobertura durante el período de ausencia y minimizar cualquier impacto en la operación de la empresa. Además, deberá presentarse un justificante a la compañía. Lo más adecuado es que las solicitudes de los permisos retribuidos se presenten escritas y firmadas.

La regulación de plazos de preaviso para una solicitud de permiso, puede establecerse por cada empresa de manera interna en sus políticas, y es común que se establezcan unos días previos para que la empresa pueda organizar la sustitución del empleado ausente. Es importante que los empleados se aseguren de estar familiarizados con las políticas de su empresa al respecto, para cumplir con los plazos necesarios y evitar problemas.

En resumen, los permisos retribuidos son una parte importante del paquete de beneficios de los empleados y son esenciales para atraer y retener a los mejores talentos. Sin embargo, la gestión de estos permisos es un desafío para las empresas. Con una política clara, comunicación y herramientas adecuadas, las empresas pueden manejar de manera efectiva los permisos retribuidos y mantener un equilibrio entre la vida laboral y personal de sus empleados.

Sobre el autor

Tamara Vargas

Periodista Digital aficionada al mundo de la tecnología y de la comunicación.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *