Mejora tu ERP añadiéndole nuevas funcionalidades

Mejora tu ERP añadiéndole nuevas funcionalidades

Un ERP, también conocido como software de gestión empresarial, busca mejorar la gestión de los procesos de la empresa, agilizándolos y mejorando la productividad de los trabajadores y departamentos en general. Una vez implementada la solución, la empresa puede obtener más potencial de ella adaptando los módulos disponibles. En este post te daremos algunos consejos para mejorar tu ERP y gestionar así las áreas de RRHH de forma más sencilla de la mano de la digitalización.

Beneficios de un ERP completo

Poseer un Planificador de Recursos Empresariales o ERP en tu empresa conseguirá automatizar y optimizar la mayoría de las tareas operativas que se llevan a cabo a lo largo del día. Esto es gracias a que un ERP está basado en un conjunto de aplicaciones software que son las que permiten automatizar estos procesos.

Si contamos con un ERP que se integre completamente a nuestra empresa, conseguiremos una mejora en el proceso de toma de decisiones gracias a la centralización de la información. También se refuerza la seguridad de los datos, debido a que con un ERP todos se almacenan en una base de datos con acceso protegido y restringido.

Otro de los beneficios esenciales y el que nos ocupa en este post es la escalabilidad que estos poseen. Una empresa puede estar satisfecha con su ERP debido a que cubre con sus necesidades actuales, pero las necesidades siempre van cambiando. Por ello es importante que el ERP disponga de módulos adicionales que puedan ser incorporados conforme las exigencias y necesidades de la empresa vayan en aumento. De esta forma, el ERP aporta un gran margen de mejora y continua actualización para la entidad.

Cómo mejorar el ERP de mi empresa

Las empresas toman su tiempo para buscar qué ERP se adapta mejor según su configuración y características. Después de seleccionarlo inician el proceso de implantación y adaptación y se olvidan de ello.

Este software de gestión no debe ser una herramienta de gestión estática, por lo tanto, debemos acostumbrarnos a actualizarlo buscando qué nuevas funcionalidades añadir con el objetivo de optimizar más los procesos de nuestra empresa.

Las modificaciones son posibles gracias a la estructura por módulos que componen los ERP, preparados para ampliar sus funciones. Debemos priorizar aquellos que nos aporten una mayor escalabilidad y posibilidades de ampliación. Existen una gran variedad de módulos disponibles que puedes integrar, algunos de los que más destacables por las mejoras que aportan son los siguientes:

Módulo de gestión de nóminas

Sincronizar nuestro ERP con un gestor de nóminas lograremos un extra de eficiencia en la gestión de nuestra empresa. El gestor de nóminas logra automatizar la gestión de las nóminas de los empleados con una sola herramienta, horrando tiempo en el proceso y minimizando los posibles errores humanos.

Módulo de gestión documental

Añadir este módulo al ERP nos permitirá almacenar todos los documentos que la empresa va generando. La herramienta nos permite centralizar la información volviéndola completamente accesible. Todos los documentos guardados en el gestor se respaldarán automáticamente y quedarán almacenados bajo medidas de seguridad. Importante priorizar que el gestor de documentos cumpla con la GDPR.

Módulo de gestión comercial

Si integramos un módulo de gestión comercial a nuestro software lograremos tener una mayor visión de quiénes son nuestros contactos y clientes. Esto se reflejará no solo en el departamento de recursos humanos sino también en el de marketing ayudando idear y detallar las campañas que se vayan realizando.

Módulo de gestión del punto de venta

Si disponemos de un Terminal Punto de Venta (TPV), podemos vincularlo con el ERP. Esto nos permitirá centralizar los procesos productivos y administrativos de nuestro negocio. El software del TPV se adapta al sector consiguiendo una mayor accesibilidad al poder consultar informes y otros documentos desde cualquier lugar. Con el uso de esta herramienta los procesos de venta se convierten en una tarea mucho más ágil y sencilla.

 

Por último, cabe destacar que al disponer de estos módulos en la nube se mantendrán siempre actualizados. Tan solo hará falta hacer una versión iniciar y tras ello no habrá que preocuparse de las actualizaciones, ya que el software se encarga de ello. Otra de las ventajas de la solución cloud es la enorme accesibilidad que brinda, permitiendo acceder a toda la información de nuestros módulos desde donde se quiera y en cualquier momento.

Sobre el autor

Tamara Vargas

Periodista Digital aficionada al mundo de la tecnología y de la comunicación.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.