¿Qué es el quinto turno de trabajo?

¿Qué es el quinto turno de trabajo?

En el sector de la industria es habitual oír hablar del quinto turno de trabajo. Este tipo de turno posee una serie de características que lo hacen indispensables para muchas empresas, a pesar de tener de suponer mucho esfuerzo y necesitar una perfecta gestión. Te explicamos en qué consiste este turno de trabajo, ¡toma nota!

 ¿Qué son los turnos de trabajo rotativos?

Antes de adentrarnos en el quinto turno, es importante comprender a qué nos referimos en general al hablar de turnos de trabajo rotativos. Estos turnos indican un horario de trabajo determinado que deben seguir los empleados y que va modificándose a lo largo de un periodo de tiempo.

Los turnos pueden comprender jornadas de mañana, tarde y/o noche, donde el empleado no tienen un horario fijo y va intercalándose con los descansos y rotando con el del resto de la plantilla de forma organizada.

Características del quinto turno de trabajo

Se denomina quinto turno a la forma de gestionar los turnos de trabajo donde, por necesidades técnicas, organizativas o productivas se requiere trabajar durante las 24 horas del día de lunes a domingo. Este tipo de turno, según recoge el BOE, se considera una jornada especial que puede darse de forma temporal o aplicarse de forma permanente, es decir, durante todo el año de trabajo.

  • Turno total permanente. En el caso de existir el quinto turno de trabajo durante todo el año, en caso de supresión deberá ser negociado y acordado con la representación legal de los trabajadores.
  • Turno total temporal. Si la empresa decide implementarlo durante un tiempo, esto puede deberse por motivos de producción o exigencias del mercado. Sea como fuere, los motivos deberán ser debidamente acreditados.

¿Dónde se emplea el quinto turno de trabajo?

Se utiliza mayoritariamente en fábricas o sectores donde se necesite cubrir todo el día de trabajo, como el sector sanitario. Se establece esta jornada especial que suele abarcar un horario de 23:00 a 07:00 de la mañana, aunque también puede haber otros casos. A pesar de ser el turno más corto, se trabaja de forma más rápida debido a que, siendo de noche, hay menos gente y menores contratiempos que durante el día.

Este tipo de turno no suele tener puntos medios en cuanto a su. Algunos empleados lo prefieren, ya que les gusta trabajar de noche y recibir ese plus de nocturnidad. Por el contrario, otros empleados lo detestan, debido a que no pueden mantenerse despiertos y seguir el ritmo de trabajo.

¿Cómo gestionar el quinto turno de trabajo?

La gestión del quinto turno, igual que el resto de los turnos rotativos, puede significar un auténtico dolor de cabeza para los responsables. Supone largas horas de trabajo de planificación, sabiendo que cualquier error que cometamos puede condicionar en el trabajo de nuestra plantilla y tener algún problema si no respetamos los descansos de los empleados o sus horas por contrato.

También tenemos que ser conscientes de los contratiempos que surgen en el día a día donde un empleado no puede acudir al trabajo, está de baja u otras circunstancias extraordinarias. Así, elaborar los cuadrantes de trabajo para el quinto turno se convierte en un reto mayor con la gestión de las indisponibilidades o de los cambios de turno.

Para elaborar los cuadrantes de trabajo sin errores y poder gestionar todos los turnos que existan entre nuestra plantilla las empresas optan por herramientas de cuadrantes de turnos avanzados. Estos permiten organizar los turnos de la plantilla de manera digital y coordinar automáticamente el cuadrante con el registro de las horas trabajadas. Por lo tanto, la gestión de los turnos rotativos y turnos especiales dejan de ser un problema para las empresas y facilitamos

Sobre el autor

Tamara Vargas

Periodista Digital aficionada al mundo de la tecnología y de la comunicación.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *