¿Qué es la cultura organizacional en las empresas?

¿Qué es la cultura organizacional en las empresas?

¿Sabías que tu empresa cuenta con una cultura organizacional? No todas las compañías lo saben o se preocupan por su desarrollo cuando realmente es clave para captar nuevos talentos para nuestra empresa. Conocer sus características es fundamental si queremos definir correctamente la de nuestra empresa y comenzar a desarrollarla. Te contamos cómo mejorarla en este artículo, ¡toma nota!

¿Qué es la cultura organizacional?

No es de extrañar decir que cada empresa es un mundo, pero ¿qué es lo que hace a cada empresa diferente? A esto intenta dar respuesta la cultura organizacional, por eso tiene mucho que ver con la misión, visión y valores de la compañía.

Podemos definir la cultura organizacional como los principios que integran la empresa y en los que se basan sus decisiones, procesos y forma de ver las relaciones laborales. En otras palabras, la cultura organizacional es todo aquello que tiene que ver con los hábitos, actitudes, tradiciones y creencias que tiene cada empresa y lo que les hace actuar de una determinada forma y no de otra.

¿Qué importancia tiene su desarrollo?

La cultura organizacional es fundamental en la empresa tanto nivel externo como interno.:

  • A nivel externo, define cuál es la imagen corporativa de la organización de cara al exterior y cómo es su actitud ante los demás, tanto a los clientes como a nivel general. En este punto también entran cuestiones como si la empresa toma medidas para proteger el medioambiente o realiza actividades se preocupa por la ecología o si hace obras de caridad.
  • A nivel interno, en referencia a cómo se relaciona la empresa con sus empleados, si existe un buen clima laboral en el centro de trabajo o si promueve el bienestar de la plantilla y la conciliación laboral.

En definitva, debemos cuidar su desarrollo ya que actúa como un espejo de lo que es nuestra empresa. Por ello es importante trabajar en que la cultura organizacional sea coherente y permita al empleado sentirse identificado con lo que transmite y refleja. A la hora de atraer talento será también fundamental, ya que reforzará el employer branding y esta marca de la empresa, donde los profesionales querrán fomar parte de la compañía y trabajar en ella.

¿Cuál es la cultura organizacional de mi empresa?

Antes de ponernos manos a la obra para mejorar nuestra cultura organizacional, es importante que el departamento de RRHH o personas responsables se detengan un momento a analizar cuál es la suya propia. Para identificarla se utiliza el llamado Instrumento de Evaluación de la Cultura Organizacional (conocido por sus siglas en inglés como OCAI).

Este instrumento de evaluación atiende a tres factores que definen y repercuten directamente en la cultura organizacional de cada compañía. Hablamos del clima laboral, el modelo de liderazgo que tengamos instaurado y los valores que definen nuestra empresa. Analizando estos factores podremos detectar en qué se enfoca más nuestra compañía, si en el propio producto o en el proceso, si en la flexibilidad o en el control. Así sabremos en qué espectro nos encontramos y dónde podemos implementar cambios y nuevas acciones para mejorar nuestra cultura organizacional.

Elementos clave de la cultura organizacional

Además de conocer su concepto, debemos tener en cuenta cuáles son los elementos clave para definirla y desarrollarla. Identificarlos nos ayudará a poder trabajar en cada uno de ellos de forma individualizada para desarrollar así la cultura organizacional:

  • Visión. Referido al objetivo final de nuestra empresa. Es el impulso y, a su vez la meta, que lleva a la compañía a superarse a sí misma.
  • Valores. Los cimientos sobre los cuáles construimos la empresa. Estos guían tanto el comportamiento como la toma de decisiones que realizamos.
  • Misión. Es la razón de ser de la compañía. ¿Por qué se fundó? Ahí se muestra el compromiso que tiene la empresa en el mercado.
  • Mensaje. Consiste en la forma de comunicar esta misión y valores de la empresa.
  • Ambiente empresarial. El clima laboral que se crea en la empresa con las relaciones de la plantilla y la forma de actuar ante diversas situaciones.
  • Marca. Nos referimos al logotipo y todo aquel diseño que se relacione con la empresa y que transmita su cultura organizacional.
  • Rutinas y rituales. De qué manera se desempeñan las tareas de la empresa y cómo decidimos la forma en la que se decide llevar a cabo.

¿Cómo desarrollar la cultura organizacional de mi compañía?

Todas las compañías cuentan con una cultura organizacional, pero de nada sirve si esta sigue siendo la misma que cuando se consolidó. Te dejamos algunos pasos para poder desarrollarla y hacer cambios teniendo en cuenta sus distintos elementos:

  • Analiza y redefine los valores de tu empresa adaptándolos a su situación actual. Es importante tras ello comunicárselo a la plantilla para que esta lo transmita a los clientes.
  • Cuida e invierte en la marca de tu empresa de tal modo que mejore su imagen.
  • Mejora el clima laboral de la empresa apostando por actividades que refuercen el teambuilding.
  • Es fundamental que en las nuevas incorporaciones que existan en la empresa sean conscientes de esta cultura organizacional y se ajusten a ella.
  • Realiza una encuesta que ayude a determinar si la estrategia y los cambios funcionan conociendo la valoración de la plantilla.

Trabajar en el aspecto diferenciador de nuestra empresa y responder a la pregunta de “¿por qué es única?”, será de gran ayuda a la hora de contar con un discurso y unos valores que nos permitirán seguir creciendo teniendo siempre presente nuestra cultura organizacional.

Si quieres conocer más acerca de ella y saber cómo lograr un gran cambio en tu empresa, hemos elaborado este artículo donde te contamos ejemplos de la cultura organizacional.

Sobre el autor

Tamara Vargas

Periodista Digital aficionada al mundo de la tecnología y de la comunicación.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.