Todo lo que debes saber sobre la reducción de la jornada laboral

Todo lo que debes saber sobre la reducción de la jornada laboral

La reducción de jornada es un tema candente en las compañías que suscita muchas dudas en referencia a los derechos de los trabajadores. ¿Sabes en qué situaciones se puede solicitar y qué debe tener en cuenta el propio empleado y la empresa? En este artículo te contamos los puntos clave que debes conocer.

¿Qué es la reducción de la jornada laboral?

La reducción de jornada se produce cuando el empleado destina menos tiempo de trabajo de su jornada laboral para ocuparse de otras responsabilidades. En otras palabras, el trabajador dedica menos horas a su trabajo para poder encargarse de sus otras responsabilidades. Estas pueden ser, por ejemplo, responsabilidades personales o familiares que requieran de su atención.

El objetivo de la misma es ayudar a la conciliación familiar de los empleados que más lo necesitan. Es importante destacar que esta implica una reducción del salario proporcional al número de horas trabajadas.

Casos más habituales para solicitarla

El artículo 37.6 del Estatuto de los Trabajadores estipula que la reducción de jornada es un derecho de los trabajadores que pueden aplicarse en determinadas circunstancias. La empresa no tiene por qué otorgar la reducción de la jornada laboral a cualquier empleado de la plantilla que lo solicita. Te contamos las diferentes circunstancias más comunes contempladas en la normativa laboral en las que la compañía debe aceptar esta reducción de horas de trabajo:

Reducción de la jornada por el cuidado de hijos

Un trabajador puede solicitarla si tiene un hijo menor de doce años o con algún tipo de discapacidad que le impida desempeñarse con normalidad.

Reducción de la jornada por familiar impedido

Además de por el cuidado de los hijos, se concede también al empleado que tenga que cuidar de un familiar de avanzada edad o un familiar que haya tenido un accidente grave o enfermedad que requiera de cuidados.

Pueden darse otras causas por las que el empleado solicite una reducción de jornada. Sea el caso que sea, es necesario que el empleado aporte la documentación que acredite su situación o condición.

¿Y si el empleado no tiene justificación para solicitarla?

Muchos trabajadores quieren una reducción de jornada para una mayor conciliación pero no tienen causa justificada. Cuando el trabajador no cumple con ninguno de los motivos que contempla el Estatuto de los Trabajadores, la empresa no está obligada a aceptar la petición de su empleado. Si un trabajador quiere intentar obtener una reducción de sus horas de trabajo debe contactar con su departamento de RRHH y justificar esa petición mostrando que no afectará a su productividad e implicación con la empresa. En ese momento la compañía será quien decida conceder la reducción de las horas de trabajo a su empleado.

Factores a tener en cuenta para solicitar la reducción de jornada

Existe una serie de condiciones que el trabajador debe cumplir con la empresa para poder obtenerla. En primer lugar, el empleado tiene que dar un aviso a su empresa, con una antelación mínima de 15 días, de cuándo comenzaría la reducción y hasta qué fecha duraría. Además, esta reducción debe aplicarse dentro del horario que realiza el empleado de forma diaria.

Muchas empresas permiten cierta flexibilidad laboral para que sus trabajadores puedan conciliar mejor y cumplir con su jornada sin tener que solicitar una reducción de la misma. Para estos casos de jornada reducida u horarios flexibles, TramitApp posibilita que el registro de jornada sea sencillo para todos los empleados llevando a cabo un control preciso sobre las horas trabajadas.

Control_horario_intersticial

Qué duración tiene la reducción de jornada laboral

Su duración viene determinada por las necesidades del trabajador.

  • Si el empleado acredita que debe cuidar a un menor de doce años o familiar que no puede valerse por sí mismo, la reducción será entre un octavo de la jornada de trabajo y durar como máximo la mitad de su jornada.
  • Si por el contrario el empleado debe cuidar a un menor con una enfermedad grave, la reducción de jornada puede ser de, al menos, la mitad de la jornada de trabajo, incluso llegar a ser completa.

Sobre el autor

Tamara Vargas

Periodista Digital aficionada al mundo de la tecnología y de la comunicación.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.